Ojalá pudiera decirte con una sonrisa franca y una convicción sincera que todavía hay esperanza. Que sobreviviremos a esto y que vamos a resurgir como el fénix con más fuerza y sabiduría que nunca antes. Que las multitudes dejarán de consumir estupideces a todas horas con una credulidad que asusta. Y que aquellos al mando de la vida cotidiana ya no volverán a mentir, engañar, tergiversar y manosear vilmente la realidad que debería ser de todos y no sólo de unos pocos. Ojalá pudiera decirte con los ojos como antorchas que existe un futuro lindo, limpio de caos y miseria, que un mal milenio lo tiene cualquiera! Pero lo cierto es que creo que el Hombre es un proyecto fracasado, un intento fallido de hallarle guardián al planeta. Una panda de bípedos locuelos, a cuál más despistado, que nunca se hizo al paisaje. Demasiado terrorista de salón atrincherado tras la barra del bar. Demasiado sabiondo radical pontificando desde las pantallas del mundo. Demasiado politicucho convencido de su pedigrí divino dispuesto a sacrificar países para lustrar su ego. Yo ya no tengo paciencia para blanquear las barbaridades que todos cometemos. Y me sé tan culpable como cualquier otro malandrín empozoñado en sus pasiones. Esto, desconocido mío, va directo al desastre definitivo. Y no veo yo a la tropa capacitada para detener el barco antes de que lo engulla el abismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s