Hay mujeres que visten miradas donde la soledad te resquebraja el alma. Ojos de luto por un mundo en el que ya nadie las descubre. Un réquiem silencioso por los secretos que a nadie interesan. Princesas sin paladín que las rescate del torreón de la indiferencia. Hay mujeres poderosas como amazonas galopando desnudas en la jungla, que han perdido la esperanza en el combate con la vida. Capturadas por un pamplinas al que han rendido la brida y la fiereza sin obtener casi nada a cambio. Reinas de un castillo glorioso hundido en un mar de favelas. Culpables, si quieres, de no empuñar la espada y cortar cabezas. Yo que entiendo un poquito de dragones y mazmorras, quisiera que supieran que aún merecen el duelo arrebatado a vida o muerte. Que su pasión no ha caído en saco roto. Que no importan la edad y el monedero. Que ese espacio que aguarda a ser conquistado tiene guerreros que hacen cola. No olvides que eres única, sin relevo. No para cualquiera. Afortunado el caballero que abra el cofre de tus sueños con la dignidad y la devoción debidas! Hay mujeres, muchas más de las que te imaginas, que son águilas enjauladas por capricho de un palomo cojo. Sin recuerdos del sol y las tormentas. Casi rendidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s