“La prensa debe servir a los gobernados no a los gobernantes.” reza un guión musculado que es hoy vigente. Qué lindo ser capaz de transmitir la realidad al mundo! Qué honor entrar en lo privado de cada hogar para informar del cada día! Sabiendo que ser los ojos y los oídos de las gentes conlleva una responsabilidad descomunal que no admite traiciones. Y aún así, qué tentación más oscura vender la integridad para ser altavoz de un engaño retocando el relato allí donde interesa! Yo desprecio a quien en la posición privilegiada de mostrar la vida sin aderezos ni interpretaciones fraudulentas elige por parné confundir al respetable. Qué asqueroso gusano le daría a un ciego la dirección equivocada? Qué majadero sin principios se sentaría a la mesa de las familias para endilgarles una información adulterada? Qué obsesión por dominar los medios vibra en los poderosos, como si con sus voluntades corruptas pudieran pintar cada cosa que pasa con los colores de su escudo. De verdad es tan difícil mostrar los hechos sin pringarlos? Mostrar opinión si se requiere sin necesidad de retorcer la noticia? Ser periodista debería ser, sin excusas, una profesión de verdad, no de mentira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s